01 noviembre 2011

¿Cómo es que Noé no fue atacado por una fiera al entrar en el Arca?

Una de las preguntas que podrían venir a nuestra mente acerca del Diluvio es ¿Cómo pudieron convivir las fieras tales como los leones, los tigres, los osos y otros animales junto con otros más dóciles tales como las gacelas, los corderos, las gallinas y otros? ¿Cómo es que las fieras no se devoraron a los animales más domésticos al momento de entrar en el Arca? ¿Cómo es que Noé no fue atacado por algún animal?

Bien, la respuesta se halla de manera implícita en la misma Biblia. En la creación original, cuando Dios crea al hombre, Dios le indica a Adán cuál sería su dieta alimenticia, ordenándole comer exclusivamente plantas y frutas:

"Y dijo Dios: He aquí os he dado toda planta que da semilla, que está sobre la tierra, y todo árbol en que hay fruto y que da semilla; os serán para comer. Y a toda bestia de la tierra, y a todas las aves de los cielos, y a todo lo que se arrastra sobre la tierra, en que hay vida, toda planta verde les será para comer. Y fue así" Génesis 1:29-30

En la creación original el hombre era vegetariano. Pero está orden no solamente limitaba al hombre a comer plantas y frutas, sino también a todo el reino animal. No existían las fieras, ni el hombre tenía peligro alguno de que algún animal lo atacara, puesto que todos eran herbívoros. Por ello, es totalmente posible que todos los animales en el Arca hallan convivido sin ningún problema, puesto que no existían los carnívoros, ni existía el peligro de que algún animal se devorara a otro, ni que alguno atacara a Noé. Esto también explicaría el por qué los animales tales como los leones y otras fieras no se devoraran a otros animales dóciles como ovejas u otros.


Sin embargo, todo cambió con el Diluvio. La maldad del hombre se había multiplicado tanto que Dios tuvo que enviar el juicio del Diluvio y modificar la dieta alimenticia. Ahora Dios le permitió a Noé comer plantas y frutas, pero además comer carne. Esta modificación implicó también la aparición de los carnívoros, puesto que la orden de Dios también afectó al reino animal, tal como lo conocemos hoy:


"El temor y el miedo de vosotros estarán sobre todo animal de la tierra, y sobre toda ave de los cielos, en todo lo que se mueva sobre la tierra, y en todos los peces del mar; en vuestra mano son entregados. Todo lo que se mueve y vive, os será para mantenimiento: así como las legumbres y plantas verdes, os lo he dado todo." Génesis 9:2-3

Pero no sólo esto es interesante, sino también el hecho de que el hombre algún día volverá a vivir como aquellos tiempos. Isaías profetizó que algún día el hombre volverá a vivir como lo hacía Adán en el Huerto de Edén, donde se convivía con las bestias, donde no existía el miedo ni el temor, y donde los niños podían jugar con las fieras. Algún día volverá al paraíso que Dios preparó para la Humanidad.

 
 "Morará el lobo con el cordero, y el leopardo con el cabrito se acostará; el becerro y el león y la bestia doméstica andarán juntos, y un niño los pastoreará. La vaca y la osa pacerán, sus crías se echarán juntas; y el león como el buey comerá paja. Y el niño de pecho jugará sobre la cueva del áspid, y el recién destetado extenderá su mano sobre la caverna de la víbora." Isaías 11:6-8

1 comentario:

  1. muy interesante no me avia echo esta pregunta pero me sirbe para cuando alguien lo predique o lo pregunte gracias bendiciones

    ResponderEliminar

¿Y TÚ QUÉ OPINAS?

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.