15 septiembre 2009

El Diluvio Universal y la Teoría de la Hidroplaca

Se plantea que el mundo antiguo era muy diferente a lo que conocemos hoy en día. Según la Biblia, los hombres podían vivir cientos de años, así como existían en la Tierra diversidad de animales que ya no existen, montañas mucho menos altas que las que existen en la actualidad (como el Everest sobre los 8 mil metros de altura), y probablemente un solo continente (Pangea) con un solo océano, el cual no era tan inmenso y profundo como el actual y con menos cañones hondos como los que existen en los mares actuales. ¿Qué fue lo que cambió la Tierra a lo que conocemos hoy en día?

Según la Biblia, todo cambió a partir del diluvio universal relatado en Génesis 7-8, pero la pregunta es ¿cómo sucedió todo aquello?. Esta interrogante ha tomado fuerza con la aparición de la Teoría de la Hidroplaca, de Walter Brown, en 1989, donde explica cómo se produjeron los cambios geográficos y geológicos actuales, y cómo se produjo el diluvio. Las aguas subterráneas que existían debajo de la corteza terreste y que reventaron de alguna manera se mencionan en la Biblia (Gn 7:8). Había aproximadamente la mitad de la cantidad de agua de los océanos de ahora, distribuidos en cámaras subterráneas. La Biblia afirma que Dios en el principio creó la Tierra sobre los mares (Salmos 24:1-2) y sobre las aguas (Salmos 136:6), lo que nos hace entender que había gran cantidad de agua bajo la corteza terrestre antes del Diluvio. Al haber tanta agua, se ejercía una presión en la corteza terreste que provocó que la Tierra se inflara como un globo.


Con la presión, hubo entonces una fisura en la Tierra que se fue abriendo muy rápido, que hizo que las aguas subterráneas salieron explotadas por la presión de las rocas sobre ellas hacia el cielo a eso de 32 km. de altura y cayeran a la superficie . Lo más probable que esta partidura se produjera en el actual océano Atlántico, en lo que ahora es llamada la cordilerra subocéanica. La abertura provoca que el agua salga explotada junto con rocas al espacio en lo que podría ser el origen de los meteoritos. La Biblia menciona que todas las fuentes del abismo (aguas subterráneas) fueron rotas en un solo día (Gen. 7:11). Según los descubrimientos los meteoritos que han caído a nuestro planeta desde el espacio contienen materiales que sólo se encuentran presenten en la Tierra, por lo que se plantea que el origen de los meteoritos están en nuestro mismo planeta.


La fisura donde sale expulsada el agua se abre más, por lo que al convertirse en sedimentos se formó una elevación cordillerana (la posible cordillera suboceánica Atlántica) por la presión de las rocas bajo ella que hizo que la tierra a sus lados se fueran expandiendo como una tela estirada que se rompe.


La tierra que rodeaba la cordillera suboceánica se desplazó a hacia los lados de ella debido a que todavía había agua bajo ésta, resbalando por ella y dividiendo la Tierra en continentes. Es lo que se conocen como "hidroplacas". Cuando las hidroplacas que se desplazaban a eso de 70 km por hora encontraron resistencia, hicieron que la tierra se "doblara". Las que se doblaron hacia arriba pasaron a formar las montañas, mientras que las que se doblaron hacia abajo formaron los grandes cañones y abismos en el fondo del mar. En los Salmos existe una referencia al Diluvio diciendo que "subieron los montes, descendieron los valles" (Salmos 104:8), en clara alusión a este desdoblamiento de las hidroplacas. Fueron en esos valles donde las aguas del Diluvio "huyeron" y se "apresuraron" (Salmos 104:7), para decrecer gradualmente (Génesis 8:3).


Es impresionante comó Dios le repite a Noé (Gn 9:7) las mismas palabras que a Adán (Gn 1:28), excepto por la palabra "señoread". Esta palabra tiene un significado de "conocer, explorar". El que no se lo haya dicho a Noé significa que la Tierra, después del diluvio, no sería la misma, y sería mucho más difícil para el hombre conocer la Tierra con las grandes montañas, cañones y océanos tan profundos como los que existen ahora. Las condiciones climáticas cambiarían de modo de que el ser humano ya no viviría tantos años como antes del diluvio, habrían más continentes y océanos más profundos. Tan difícil ha sido explorar la Tierra que el hombre sabe más del espacio que de los propios océanos en nuestro planeta.

En este video se anima la Teoría de la Hidroplaca, explicando cómo se produjo el diluvio universal y sus consecuencias, relatado por Walter Brown, investigador del Pentágono:

1 comentario:

  1. hahaha...wooo!! esta bien la manera en que se explica...hahaha pero hace falta quee expliquen el Diluvio con base matematica, paara que este mejor explica y lo puedan creer las personas que niegan este hecho! Felicidades a Walter Brown" por su teoria....!

    ResponderEliminar

¿Y TÚ QUÉ OPINAS?

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.