lunes, 3 de enero de 2011

1948 - El cumplimiento matemático y profético de la Restauración de Israel

Después de permanecer en poder de los británicos, Palestina fue dividida en dos países con el fin de evitar los conflictos árabe-judíos. Ello conllevó a que David Ben Gurion leyera el 14 de Mayo de 1948 la declaración de Independencia del Estado de Israel (abajo) en las Naciones Unidas, lo que permitió que, después de siglos de espera, Israel volviera a ser una nación independiente y que se cumpliera una de las más impactantes profecías bíblicas del retorno de los judíos a su territorio.


Pero existe una profecía en la Biblia que los estudiosos bíblicos han quedado perplejos ante tanta precisión histórica y matemática sobre este evento. Los que estudian y escudriñan correctamente la Biblia deben saber que la fecha 14 de Mayo de 1948 estaba escondida en las Escrituras. El profeta del Antiguo Testamento Ezequiel de cierta manera profetizó con precisión el año en que Israel sería restaurado y volvería a una tierra propia.

"Y tú te acostarás sobre tu lado izquierdo y pondrás sobre él la maldad de la casa de Israel. El número de los días que duermas sobre él, llevarás sobre ti la maldad de ellos. Yo te he dado los años de su maldad por el número de los días, trescientos noventa días; y así llevarás tú la maldad de la casa de Israel. Cumplidos éstos, te acostarás sobre tu lado derecho segunda vez, y llevarás la maldad de la casa de Judá cuarenta días; día por año, día por año te lo he dado." Ezequiel 4:4-6


Dios le ordena al profeta Ezequiel que hiciera un acto simbólico como "señal a la casa de Israel". Debería diseñar en un adobe la ciudad de Jerusalén y "sitiarla". Además debía recostarse sobre su lado izquierdo por 390 días y sobre su lado derecho 40 días para representar la duración del castigo por la maldad de Israel. Serían castigados perdiendo su territorio y siendo desparramos por el mundo. Cada día en esta profecía representaba un año; día por año. De esta manera, el castigo para las tribus del norte (Israel) sería de 390 años y para las tribus del sur (Judá) 40 años, conformando un total de 430 años de juicio sobre la nación de Israel.

390 años (norte) + 40 años (sur) = 430 años de castigo

La historia viene en nuestra ayuda y nos dice que esta profecía comenzó en el 605 a.C. cuando Nabucodonosor, rey de Babilonia, asoló Jerusalén y llevó cautivos a los judíos. Fue el comienzo del juicio sobre Israel y la pérdida de su territorio. Este periodo de cautividad en Babilonia duró 70 años según las palabras del profeta Jeremías (Jer. 25:11), hasta cuando en la primavera del 536 a.C. el rey Ciro el Grande permitió que algunos judíos retornaran a Jerusalén. De acuerdo con la profecía de Ezequiel, de los 430 años de castigo ya habían transcurrido 70 años, lo que significaba que quedaban 360 años restantes para que la profecía terminara.

430 años - 70 años de Cautiverio = 360 años restantes

Sin embargo, los judíos, y en su gran mayoría los nacidos en Babilonia, no quisieron retornar a su tierra, pues tenían casas, granjas y negocios en Babilonia y prefirieron seguir comerciando en la tierra pagana viviendo comodamente antes de regresar a una tierra desolada, lo cual fue una desobediencia a la voluntad de Dios. Sólo 42.360 judíos volvieron desde Babilonia a Israel (Esdras 2:64). Pero en la Biblia también encontramos los peligros de la desobediencia. El libro de Levíticos advierte que si el pueblo judío desobedecía a Dios su castigo sería multiplicado siete veces más:

"Y si aun con estas cosas no me oyereis, yo volveré a castigaros siete veces más por vuestros pecados. Si anduviereis conmigo en oposición, y no me quisiereis oír, yo añadiré sobre vosotros siete veces más plagas según vuestros pecados. Si aun con esto no me oyereis, sino que procediereis conmigo en oposición, yo procederé en contra de vosotros con ira, y os castigaré aún siete veces por vuestros pecados. " Levíticos 26:18,21,27-28

Al permanecer en Babilonia los judíos rehusaron obedecer a Dios, por lo que su castigo fue aumentado siete veces. Si sólo faltaban 360 años para que su castigar terminara, ahora faltarían 2.520 años bíblicos de castigo contra Israel para que la profecía culminara. He aquí el misterio del por qué no terminó en los restantes 360 años venideros el castigo sobre el pueblo judío y la razón del por qué los eruditos no podían conciliar 360 años específicos de castigo sobre Israel.

360 años restantes x 7 veces = 2.520 años bíblicos definitivos

Pero estos son años bíblicos, los cuales difieren de los años de nuestro calendario. Como el calendario bíblico (y profético) en la Biblia consta de 360 días, sabemos que el periodo de juicio sobre Israel sería de 907.200 días en total.

360 x 360 = 907.200 días

¿A cuántos años representa 907.200 días en nuestro calendario (gregoriano)? Para saberlo debemos dividir el número de días por la duración de nuestro año. Si el año dura 365,25 días, (el .25 corresponde a los años bisiestos), entonces 907.200 días equivalen a 2.483,8 años de castigo sobre Israel.

907.200/365,25 = 2.483,8 años

Finalmente tenemos una fecha concreta. Desde la desobediencia de los judíos al rehusarse a volver a su tierra hasta que el castigo final y la profecía terminaran debían pasar 2.483,8 años. El punto de partida del conteo comienza en la primavera del 536 a.C. Por lo tanto, si logramos contabilizar desde esa fecha los 2.483,8 años se llega a la fecha de 1947,4.




Como el año 0 nunca existió, pues desde el año 1 a.C. al 1 d.C. sólo existe un año de diferencia, debemos agregar 1 año a nuestra cuenta, por lo que el periodo profético de castigo sobre la nación de Israel y su restauración terminó en 1948,4 que equivale al 14 de Mayo de 1948. A la medianoche del 15 de Mayo comenzó a regir oficialmente el mandato británico, los cuales dejaron Palestina en soberanía de Israel. ¡La Biblia profetizó exactamente el día en que Israel volvería a ser restaurado!

Aquí les dejo un extracto del documental "El Arrebatamiento" donde se muestran los detalles de esta impactante profecía: