31 octubre 2011

Halloween - La fiesta de Samhain

El negocio del miedo llamado Halloween, más que una venta de chocolates y dulces, disfraces simpáticos de terror y una fiesta inocente de niños, esconde un horrendo significado que deberíamos conocer, pues de lo contrario estaríamos ignorando que estamos participando de la fecha satánica más importante del año.


El verdadero Halloween en realidad se celebra desde hace 2.500 años. Los celtas celebraban a la medianoche del 31 de Octubre la fiesta de “SAMHAIN”, que significa “FIN DEL VERANO”, fecha en que terminaban las cosechas y comenzaba el año nuevo celta. 

Los antiguos celtas creían que la línea que une este mundo con el otro se estrechaba y desdibujaba con la llegada de Samhain, permitiendo a los espíritus (tanto benéficos como maléficos) traspasar estos límites. Creían que aquella noche los espíritus de los muertos salían de los cementerios para visitar a sus parientes vivos. 

Durante la fiesta, los sacerdotes druidas - de lo que se sabe muy poco - salían por las casas vestidos con pieles de animales sacrificados pidiendo alimentos, niños o vírgenes para realizar ofrendas y sacrificios a los espíritus. Esto se consideraba un “trato”. Si los pobladores no respondían a sus demandas, los sacerdotes proferían maldiciones sobre las casas, lo que significaba que alguien de esa familia moría en el transcurso del año. Esto se conoció posteriormente como “trampa o treta”. Con el tiempo esto derivó en “dulce o travesura”. Hoy en día, ¡los niños continúan con este ritual jugando el papel de aquellos sacerdotes!


Los sacerdotes druidas salían con gran nabo hueco con una vela encendida que usaban como linterna conforme pasaban casa por casa en la noche. También le tallaban una cara que representaba el espíritu que les daba el poder y conocimiento y que lanzaba maldiciones sobre las casas. La leyenda irlandesa dice que este espíritu se llamaba “Jock”, un hombre que desafió al diablo para no entrar en el infierno al morir, y ganó, pero quedó deambulando en la tierra. 


Por aquellos tiempos, los romanos también celebraban la fiesta denominada Feralia, dedicada al descanso de los muertos, haciendo sacrificios y elevando diversas plegarias a sus dioses paganos. También celebraban la fiesta de la cosecha los últimos días de octubre y primeros de noviembre. Honraban a Pomona, la diosa de los árboles frutales. El símbolo de Pomona es la manzana, que probablemente explica la tradición del juego de Halloween en donde se intenta sacar manzanas de un recipiente con agua sin usar las manos (bobbing for apples). 




Cuando el Imperio Romano conquistó los territorios celtas fue el momento en que se mezclaron ambas tradiciones, la celta y la romana. En el siglo VIII la Iglesia Católica estableció el 1 de Noviembre como el “día de todos los santos”, y la noche anterior (31 de Octubre) como “ALL HALLOW´S EVE”, es decir, “la víspera de todos los santos”, que con el tiempo pasó a llamarse “HALLOWEEN”. 

Recién en 1846, la festividad comienza a celebrarse en EE.UU. con la llegada de los inmigrantes irlandeses y escoceses, pero no se celebró masivamente sino hasta 1921, cuando tiene lugar el primer desfile de Halloween en Minnesota, que luego siguen otros estados. Cuando los colonizadores trajeron estas prácticas a EE.UU. hallaron que los nabos no eran tan grandes y poco conocidos, así que los sustituyeron por las calabazas, vegetal nativo de EE.UU., y se sustituyó el “Jock” por “Jack”, que con el paso del tiempo pasó a llamarse “Jack-O-Lantern” o “Linterna de Jack”. 


Finalmente, la fuerza expansiva de la cultura estadounidense, con películas de finales de los años 70 y comienzo de los 80, hace que Halloween se popularice también en otros países occidentales. Pero aparte de la leyenda, Halloween esconde un lado oculto. 

Halloween es conocido entre los grupos satanistas como “la fiesta de Samhain”, y es considerada la mejor noche para practicar la brujería. Los brujos y hermandades satánicas crearon 8 fiestas como imitación de las fiestas cristianas. La noche Halloween es la más importante del calendario satanista, pues marca el comienzo del año nuevo de la brujería y del satanismo. 

Es un hecho comprobado que la noche del 31 de Octubre, en EE.UU., Francia, Irlanda y en muchos otros países se realizan misas negras con sacrificios humanos y aún de bebés, todo tipo de cultos espiritistas y otras reuniones relacionadas con el mal. Doreen Irving, quien fue la más grande de las brujas en el oeste europeo, se convirtió al cristianismo, y decía que si los padres tuvieran alguna idea de lo que realmente es Halloween, ni siquiera mencionarían esa palabra frente a sus hijos. 

En los Estados Unidos y otros países es el día que más niños desaparecen, también se han reportado crímenes de personas sin escrúpulos que esconden solapadamente afiladas cuchillas dentro de las frutas, también regalan caramelos envenenados y hasta agujas usadas para drogas. 

"No sea hallado en ti quien haga pasar a su hijo o a su hija por fuego, ni quien practique adivinación, ni agorero, ni sortilego, ni hechiero, ni encantador, ni adivino, ni mago, ni quien consulte a los muertos. Porque es abominación para con Dios..." Deuteronomio 18:10-11 


No permitas que tus hijos o sobrinos participen de una fiesta ocultista, disfrazada de diversión. Abre tus ojos y no dejes que te utilicen para propagar ritos satánicos ni a ti ni a tus hijos, porque le estás enseñando desde muy pequeños que participar de esto no tiene nada de malo. Acercate a Cristo y no pierdas tu vida. 

"Y no participéis en las obras infructuosas de las tinieblas, sino más bien reprendedlas..." Efesios 5:11

 

0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Y TÚ QUÉ OPINAS?

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.