21 mayo 2012

¿Por qué nadie sabe "el día ni la hora" sino sólo el Padre?

Jesús, hablando sobre los tiempos finales y el día exacto de su regreso, les dijo a sus discípulos que "el día y la hora nadie sabe, sino sólo mi Padre." (Mateo 24:36; Marcos 13:32). ¿Qué significan estas palabras? ¿Por qué sólo el Padre lo sabe? Si Jesús es Dios, ¿por qué no lo sabe? ¿Por qué el Espíritu Santo no lo sabe?

Para entender las palabras de Jesús, debemos ponerlas en contexto. La segunda venida de Jesucristo no es más que para venir a buscar a su novia la Iglesia (Apocalipsis 19:7-9). En este sentido, Jesús usa el lenguaje propio de la cultura en aquellos tiempos para referirse a su boda con la iglesia.

Según las tradiciones judías, el matrimonio era un acuerdo entre el Padre, el novio y la novia. Cuando las partes aceptaban el compromiso se hacían los preparativos para la boda y el novio iba a la casa de su padre a preparar lugar para vivir junto a su novia (Juan 14:2-3). Se invitaba a muchas personas con mucha anticipación, esperando a que el novio fuera a buscar a la novia para comenzar la ceremonia.


Sin embargo, si los amigos e invitados consultaban al novio acerca del día y la hora exacta cuando iría a buscar a su prometida no podrían saberlo, puesto que era una decisión exclusiva del padre. El padre determinaba si su hijo estaba listo para casarse, y si el nuevo hogar estaba listo y terminado para los recien casados. Aunque en muchos matrimonios judíos de aquellos tiempos el hijo sabía el tiempo aproximado de la boda, éste por respeto a su padre y a su autoridad en el hogar (donde viviría junto a su novia) afirmaba que sólo su padre lo sabía. Jesús hacía alusión a esta costumbre para referirse a su segunda venida.

1 comentario:

  1. Las escrituras son valiosisimas para el conocimiento pero,una vez conocida y digeridas Dios ofrece el camino para perseverar permitiendo el surgimiento de su hijo en cada uno de nosotros, aunque no es facil llegar al conocimiento perfecto y lleva muchos años de estudio, poco a poco se va limpiando el pensamiento y al lograrlo nuestros actos tambien se van limpiando , no es facil ,pero el gran amor del Dios vivo todo lo puede, nosotros reconocemos nuestra debilidad y al pedir al padre que no mire nuestras faltas inconcientes y nos perdone el actua por medio del espiritu santo. gracias a Dios que nos permite acogernos a el, hoy en dia existen muchas comunidades religiosas y la humanidad se pierde en tanta charlataneria de unos que dicen conocer la verdad .pero lo real es que la verdad esta dentro de cada uno de nosotros y muchos al no saberlo corren a buscar fuera lo que no hallan dentro el gran Espiritu de Dios, pensando que unos pocos lo tienen y lo divulgan y enseñan, logrando que se genere masas que enrriquecen a unos pocos, como dice la palabra haran mercaderia con la fe, cuidado debemos tener cada uno por nosotros, mismos, es nuestra responsabilidad el pensar bien, y actuar bien, las organizaciones son para personas que desean aprender algo y de alguien, pero realmente son perezosos espirituales, esta bien que asistan a sus comunidades , peror que pongan algo de logica e inteligencia en su actuar, porque a aquellos falsos profetas que indican a mujeres que deben pasar por manos del pastor primero, ¿que es eso? y no solo el pastor ,¿en que estanpensando estas mujeres?, los sacerdotes que toman en su inocencia a niños, que es eso? son comunidades que se llaman iglesias, y las ovejas desconocen que la iglesia viva de cristo somos cada uno de nosotros. piedras vivas y es mentira la iglesia e ver a Dios en cada uno de nosotros para no ocacionar daño al hermano, no hariamos daño a Dios verdad? pues Dios esta en cada uno de nosotros. y eso no es mentira se esta dando gritos en la actualidad de que es tan real como estar vivos. Feliz dia para todos Dios es real, esta en cada uno de nosotros, amemonos con amor de verdad y si no lo hemos hecho aprendamos a ver a Dios en el otro hasta que el amor de Dios sobreabunde .

    ResponderEliminar

¿Y TÚ QUÉ OPINAS?

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.