Signos y Símbolos de la Masonería: el signo de silencio

Todo lo que nos rodea, lo que leemos, escuchamos y vemos, está influenciado por signos y símbolos de carácter masónico, tan familiares para cualquier persona que se han vuelto cotidianos y parte de nuestro mundo moderno. Sin embargo, si estudiamos cada uno de ellos resulta muy difícil aceptar su verdadero significado, pues se han vuelto comunes y normales. 

Es muy normal hacer el gesto de silencio en espacios como bibliotecas, templos religiosos o en lugares donde se pide respeto. El gesto consiste en levantar un dedo hacia los labios con un sonido como "shhh". Y aunque parezca extraño, su origen no es nuevo, ya que se remonta a las más antiguas civilizaciones del mundo, y su significado está asociado a las sociedades secretas que hoy controlan el mundo.


Los antiguos egipcios tenían su propio dios del silencio, Horus, quien era representado con un dedo sobre sus labios como gesto de silencio. Este culto llegó a Grecia como el dios del secreto y el silencio, Harpócrates, la versión griega de Horus. Y más tarde, el culto se trasladó a Roma con el mismo nombre. Ahí se hizo tan conocido que en la entrada de los templos de la antigua Roma siempre estaba la estatua de Harpócrates. De esta manera, el culto al dios del silencio se expandió desde Roma a todo el mundo.


Siglos después, las sociedades secretas comenzaron a adoptar esta costumbre pagana en sus rituales. Durante el siglo XVIII, una sociedad de élites secreta conocida como el “Hellfire Club” comenzó a replicar el uso de estatuas de Harpócrates en las entradas de sus edificios como símbolos de mantener en secreto todo lo que ocurría en sus reuniones. Luego, otras sociedades secretas, como “Skull and Bones” y “Bohemian Club” comenzarían a hacer lo mismo. Hoy, ya es común ver estatuas en la entrada de logias masónicas haciendo el signo de silencio. Abajo, vemos dos esqueletos haciendo el signo de silencio a la entrada donde se reunen los miembros de la sociedad secreta "Skull and Bones", en la Universidad de Yale, EE.UU.


“Porque nada hay encubierto, que no haya de descubrirse; ni oculto, que no haya de saberse.” Lucas 12:2 

De esta manera, en los últimos siglos el gesto de silencio ha sido adoptado por la masonería mundial como signo de imposibilidad de aquellos que pertenecen a estos grupos para hablar y revelar sus secretos. Algunos rituales de iniciación incluso advierten que romper el silencio trae como castigo el corte de garganta y lengua desde su raíz. Así que los miembros de estos grupos se vuelven esclavos del silencio.

El gesto premeditado de silencio ha sido usado en los medios de comunicación por ex Presidentes de EE.UU. como Barack Obama, Bill Clinton, y otros líderes como Colin Powell (ex Secretario de Defensa de EE.UU.) o Winston Churchill (ex Primer Ministro de Gran Bretaña).



Sin duda, el éxito comunicacional de los signos y símbolos de la masonería se ha dado en la industria musical. Cantantes como Madona, Lady Gaga, Demi Lovato, Cher, estrellas del pop japónes (J-pop) entre muchos otros, han usado este gesto en sus videoclips, portadas de álbumes o apariciones en público de manera premeditada.




Mostrar estos símbolos y signos públicamente, pero a la vez en forma oculta, según Albert Pike (1908-1891) - famoso masón grado 33 americano - es una muestra de su poder secreto en el mundo. También es una muestra de la ingenuidad de la gente, pues están por doquier y frente a sus narices, pero aun así no lo notan. Son mensajes subliminales que van directo a nuestras mentes. Todo, absolutamente todo, tiene sus raíces en la masonería. 

"Sabemos que somos de Dios, y el mundo entero está bajo el maligno." (1 Juan 5:19)

Publicar un comentario

0 Comentarios