14 junio 2010

El mensaje codificado de los Patriarcas de Génesis 5

A simple vista, las genealogías y nombres que aparecen en la Biblia parecieran que se tratasen de detalles sin importancia en la Biblia. En Génesis 5 encontramos una de ellas, un listado de nombres que va desde Adán hasta Noé, formando un total de 10 generaciones. No parece ser trascendental en las Escrituras, pero al parecer encontramos un impresionante mensaje codificado en sus nombres, algo que fue un misterio para aquellos que lo leyeron por primera vez. Este misterio es el mensaje del evangelio en el Antiguo Testamento a través de sus significados en hebreo. Los nombres y sus significados desde Adán hasta Noé son los siguientes:




Adán (Adam) "Hombre"

Set (Sheth) "Puesto por Dios"

Enós (Enosh) "Enfermo, mortal, caer o cayó" 

Cainán (Qeynan) "Aflicción, dolor, gran lamento" 

Mahalaleel (Mahalal) "Alabado" (el) "Dios" 

Jared (Yered) "Descender"

Enoc (Shanok) "Consagrado, Enseñar, discipular"

Matusalén (Methushelach) "Cuando él muera será enviado" 

Lamec (Lemek) "Poderoso, fuerte"  

Noé (Noach) "Descanso, Reposo"


Los hebreos acostumbraban a memorizar estos nombres de generación en generación, para no olvidar sus ancestros. Juntando todos estos nombres en hebreo en el orden en que aparecen en el libro de Génesis 5 en una frase se tiene lo siguiente:

Adam - Sheth - Enosh - Qeynan - Mahalalel - Yered - Shanok - Methushelach - Lemek - Noach

Si se traducen estos nombres y agregando algunas palabras conectoras para formar una frase se tiene el siguiente mensaje extraído de los nombres en hebreo, que era el que pronunciaban los judíos cada vez que repetían y memorizaban estos nombres:

"El hombre - puesto por Dios - cayó - en gran dolor - pero el Dios alabado - desciende - y nos enseñará - que cuando él muera será enviado - su poderoso - reposo".

Al parecer, estos nombres nos están mostrando el plan de Dios con la humanidad desde el principio hasta el fin de los tiempos, diciéndonos que la Humanidad cayó pecado, pero que Dios mismo (Jesús) moriría por nosotros para traer el reposo de nuestras almas. Esto nos recuerda que el mensaje de la Biblia entera se centra sólo en una persona: Jesús.

"Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo Unigénito, para que todo aquel que en Él cree no se pierda más tenga vida eterna" (Juan 3:16)

0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Y TÚ QUÉ OPINAS?

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.